Los 20 mejores jardines del mundo

Un jardín es un espacio reservado en algunas casas para disfrutar de la naturaleza: un terreno donde se siembran variedades vegetales que se acompañan de esculturas y fuentes, creando un cuadro armónico capaz de embriagar nuestros sentidos.

En sus orígenes eran espacios en los que se estudiaba la composición de las plantas, sus ciclos vitales y su lugar específico en el ecosistema. En el presente podemos encontrar tanto espacios meramente recreativos y vistosos como lugares que procuran difundir el cuidado del medioambiente promoviendo actividades para toda la familia que tienen como objetivo educar y garantizar el futuro de algunas especies amenazadas.

Históricamente han existido numerosos jardines importantes, como los populares jardines colgantes de Babilonia, que suponen una de las maravillas más destacadas del mundo antiguo y un modelo significativo para la teoría paisajística. Con el paso del tiempo los jardines han ido variando su estilo y su forma de relacionarse con las especies. No obstante, continúan siendo lugares fundamentales para la preservación de las especies endémicas de los lugares en los que se asientan.

Entre los elementos que se pone especial énfasis a la hora de montar un jardín es en el cuidado del suelo y en los objetos ornamentales (rocas, esculturas, bancos). Conocer en profundidad la calidad del suelo y las posibles especies que podrían prosperar en él es fundamental para conseguir un jardín bello y adecuado al lugar.

A lo ancho de todo el mundo existen muchísimos jardines que gozan de prestigio y que son visitados cada año por miles de turistas. A continuación te presentamos una lista con algunos de los mejores jardines del mundo.

Vota

Castillo de Versalles Francia

Castillo de Versalles

1

El prestigioso jardinero del rey Luis XIV André Le Nôtre es el diseñador de los jardines que rodean el Castillo de Versalles. El rey lo mandó trabajar en esta obra para engrandecer su palacio y demostrarle a todo aquel que se asomara el inmenso poder de su reinado.

Son 101 hectáreas verdes con senderos que conducen a diversos macizos y parterres repletos de flores, ligustrinas con formas recortadas, decoraciones clásicas, arboledas frondosas, estanques y un canal que fue construido especialmente para que el rey Luis paseara en góndola.

Estos jardines son los más bonitos y sofisticados del mundo y representan la época dorada de la historia del país. Comenzaron a construirse en 1661 y su realización tomó cuatro décadas. Árboles de todas las regiones del país, piedras clasificadas con especial tino y el deseo de construir una obra de arte son los tres elementos que hicieron posible este rincón magnífico.

Uno de los rincones exóticos es el invernadero donde hay más de mil especies de árboles plantados en cajas decorativas. La mayoría de estas plantas fueron elegidas teniendo en cuenta los gustos de Luis XIV: naranjos, limoneros, adelfas y olivos. En el centro un estanque circular y a los lados extensas galerías de techo abovedado. ¡Una belleza de otro mundo!

Vota

Royal Botanic Gardens Kew Inglaterra

Royal Botanic Gardens Kew

2

Son más 300 hectáreas las que albergan el Real jardín botánico de Kew, en Richmond. En ellas encontramos los invernaderos que han dotado de popularidad a este rincón. El Temperatura House es el más destacado: el mayor invernadero victoriano del mundo, donde se conservan algunas especies que ya no existen en otro sitio. Gracias al delicado interés en ofrecer diferentes temperaturas, en este jardín hay especies imposibles de cultivar en otras zonas del país, como algunas especies de orquídeas del caribe y baobabs.

Es un jardín cuya fundación data de la Edad Media y que a lo largo de los siglos ha ido enriqueciéndose del trabajo de importantes paisajistas.

Una de las cosas más llamativas de estos jardines son los preciosos edificios que albergan los invernaderos y el orden británico de todo lo que podemos ver.

Entre los objetivos de estos jardines hay que destacar el empeño por ofrecer actividades que difundan la importancia de colaborar con la ecología y el cuidado del medio ambiente.

Vota

Powerscourt Gardens Irlanda

Powerscourt Gardens

3

La villa Palladian en Poerscourt alberga uno de los jardines más hermosos de Irlanda. Se encuentra al sur de Dublín y fueron construidos en el siglo XVII. Encontramos 19 hectáreas de jardines enmarcados por vallas que se cruzan con varios estanques. El campo amplio, las cascadas, las pérgolas y todo lo que encontramos nos hace sentir que volvemos al Renacimiento. Todo se encuentra diseñado y cuidado al detalle y de fondo se ven las montañas de Wicklow. ¡Una maravilla!

El gran castillo fue construido en 1731 por Richard Cassels, para el Richard Wingfield, entonces Vizconde de Powerscourt. En 1974 un terrible incendió destruyó por completo el interior, pero fue reconstruido respetando su estética. Actualmente pertenece a la familia Slanzenger.

Los jardines se dividen en varios sectores: jardines japoneses, italianos, lago de tritón, cementerio de mascotas, fuente del delfín y jardines amurallados. Un sendero de piedra, el césped corto y estatuas macizas colaboran con el fuerte impacto que provoca en nosotros este escenario.

Vota

Villa d'Este Italia

Villa d'Este

4

Fue un cardenal del Renacimiento, Hipólito II de Este, quien decidió construir una villa exquisita sobre las ruinas de un viejo monasterio benedictino en Tivoli. El resultado fue uno de los jardines más hermosos del mundo que goza de la calificación de lugar histórico-artístico protegido por la UNESCO.

Entre sus principales características habría que señalar la hermosa fuente de Neptuno, cubierta de musgo, donde junto al homenaje al dios de las aguas, aparece una cuenca en forma de concha desde la que brota el agua. La Fontana de Bicchierone y la fuente Rometta son dos bellezas arquitectónicas que se rodean de otras peculiaridades tales como una escultura en tamaño reducido de la popular representación de Rómulo y Remo y la impresionante Avenida de las Cien Fuentes, donde podemos ver el agua fluyendo desde la cabeza de diversas formas esculturales de animales y plantas.

Además de las plantas y flores que encontramos por todo el recinto, en esta villa descubrimos edificios fascinantes y muy bien conservado del Renacimiento Italiano.

Vota

Butchart Gardens Isla de Vancouver

Butchart Gardens

5

Recuperar un territorio que había sido agostado fue la intención de Jennie Butchar. A principios de siglo XX se propuso rehabilitar un espacio de 22 hectáreas para cultivar flores y plantas y construir el Butchart Gardens, en la isla de Vancouver. Para ello trajo abono procedente de las granjas cercanas con las que reconvirtió un terreno yermo en un jardín fértil con más de 700 especies distintas de flores y plantas.

Estos jardines son apreciados por viajeros de todo el mundo dada su belleza y colorido. Muchos de los turistas que llegan a Vancouver lo hacen sólo para apreciar esta belleza.

Jardines japoneses, un jardín mediterráneo, zonas de árboles que protegen el denominado «jardín hundido», preciosos canteros con narcisos, magnolias y tulipanes que son atravesados por senderos de cemento, una zona para niños con animales tallados en madera y una fascinante rosaleda son algunas de las cosas que se pueden ver en una visita a este lugar.

Vota

Jardines de Generalife España

Jardines de Generalife

6

Entre los lugares arquitectónicos más populares y bellos de España encontramos La Alhambra, un conjunto de antiguos palacios y jardines que en sus orígenes albergaban a la corte del Reino Nazarí.

Entre los diversos monumentos que la conforman se encuentra el Generalife, una villa rural que servía de espacio de descanso para los reyes nazaríes y que posteriormente también fue usada como refugio para la corona de Castilla. Los Jardines de Generalife llaman muchísimo la atención por su diseño ordenado y su intención ornamental.

Encontramos el patio del Ciprés de la Sultana, los jardines altos y la escalera del agua. Asimismo, hay parterres con flores de todo tipo, incluyendo una gran variedad de rosas.

Actualmente es un espacio público donde podemos disfrutar de la naturaleza y también de encuentros artísticos. El auditorio de el Generalife donde se realiza el Festival Internacional de Música y Danza y el Festival Lorca y Granada.

Vota

Dumbarton Oaks Estados Unidos

Dumbarton Oaks

7

Al norte de Georgetown se encuentra Dumbarton Oaks, unos fascinantes jardines eduardianos en uno de los barrios más elegantes de la ciudad de Washington.

The Dumbarton Oaks Gardens fue construido en 1920 y contiene una impresionante colección de plantas y flores de todo el mundo, embelleciendo más un barrio de por sí florido.

A cargo del diseño estuvo la paisajista Beatriz Jones Farrand, sobrina de Edith Wharton y una apasionada de la jardinería desde su más temprana edad. Tenía grandes conocimientos de horticultura y jardinería que le sirvieron para construir algunos de los paisajes más hermosos de Estados Unidos.

En Dumbarton Oaks encontramos un camino que va de la Fountain Terrace hasta el anfiteatro romano. Destaca la piscina de color azul y la maravillosa variedad de colores y especies vegetales. Un lugar que contiene guiños a todos los períodos históricos de la civilización, atravesados por una inmensa diversidad de plantas.

Vota

Jardines de la Villa Éphrussi de Rothschild Francia

Jardines de la Villa Éphrussi de Rothschild

8

Béatrice Éphrussi, más conocida como la baronesa de Rothschild, construyó a principios de 1900 una villa de estilo veneciano rodeada de jardines que descansa sobre el lecho luminoso del mar.

Es un parque dividido en varios jardines temáticos, cada uno de ellos con alguna peculiaridad. El más impactante de todos es el jardín francés donde encontramos estanques con nenúfares, fuentes y una copia del Trianon de Versalles llamada el Templo del Amor.

Otro jardín que llama la atención es el provenzal, donde hay olivos, lavandas y piedrecitas adornando el borde de esculturas mitológicas.

Jardines españoles, florentinos, exóticos y japoneses coronan el cuadro de este impresionante rincón florecido en St.-Jean-Cap-Ferrat.

A este recinto llegan visitantes de gustos diversos: a contemplar la naturaleza y disfrutar del recogimiento, a descansar un poco en la tranquilidad, a recorrer los jardines en busca de secretos y de paisaje. Una visita obligatoria para quien ande de paso.

Vota

Jardines de Stourhead Warminster Inglaterra

Jardines de Stourhead Warminster

9

Los jardines de Stourhead representan lo mejor de los jardines ingleses del S XVIII, la oportunidad de realizar un viaje en el tiempo y fascinarse con el buen gusto de la época inglesa favorita de todos, la era victoriana.

Una de las características más llamativas de estos jardines son las réplicas de ruinas y edificios clásicos de la Antigua Grecia, como el Panteón o el Templo de Apolo.

Estos jardines fueron diseñados por Henry Hoare II en 1750 intentando un diseño contrario al formalismo que se estilaba en Francia y poniendo todo su énfasis en la belleza paisajista. De este modo, construyó un gran lago en el centro alrededor del cual hizo plantar una gran variedad de árboles, asentando un bosque, en la actualidad ya centenario.

Un puente de piedra característico del siglo, una casa señorial, senderos y flores son la frutilla del postre, para uno de los jardines más hermosos de Inglaterra.

Vota

Parque de María Luisa España

Parque de María Luisa

10

Andalucía es una de las regiones más bonitas de España. A pesar de la aridez del suelo, tiene espacios de verdadera belleza natural. El Parque de María Luisa, en Sevilla es uno de los más destacados.

Se encuentra junto a la Plaza de España y fue inaugurado en 1914, siendo declarado hace unas décadas como Bien de Interés Cultural, como Jardín Histórico.

En sus orígenes este terreno se encontraba incorporado al palacio de San Telmo. Fueron donados a la ciudad por María Luisa Fernanda de Borbón en 1893 y se decidió erigir allí un suntuoso jardín.

Encontramos en este terreno un precioso lago artificial, glorietas de distintas estéticas arquitectónicas y jardines con flores de distintas variedades. Pero seguramente el atractivo de los amantes de la naturaleza es la Isleta de los Pájaros, donde se pueden apreciar aves de distintas variedades entonando las más bellas melodías. Un pulmón verde en el corazón de Sevilla que nadie debería dejar de visitar.

Vota

Jardín del maestro de redes, Suzhou China

Jardín del maestro de redes, Suzhou

11

Durante la dinastía Song, entre los años 960 y 1270 d.C., se construyó el jardín Wanghiyan, uno de los espacios residenciales más importantes de China.

Todos los adornos y las estructuras han sido dispuestas siguiendo un orden armónico, basándose en la tradición oriental. Así encontramos pabellones, vestíbulos y cuartos para disfrutar de la música extendidos a lo largo de un terreno natural, con bosques de bambú, lagos y plantas ornamentales.

En el centro del jardín encontramos un conjunto de montañas hechas con piedras, formando cavernas y puentes que tienen la función de ayudarnos a recuperar el contacto con la naturaleza y el equilibrio con nuestra alma.

Estéticamente es un jardín hermosísimo, donde hay más de mil variedades distintas de plantas y flores, algunas de ellas que sólo se conservan en este lugar. Especies antiquísimas que han sido preservadas del paso del tiempo y que llenan de color el jardín y sus monumentos.

Vota

Jardín Victoria España

Jardín Victoria

12

El Jardín Victoria en La Orotava es una de las bellezas arquitectónicas que no deberías perderte si visitas la isla canaria de Tenerife.

Se encuentra junto al Teide y con el océano de frente, y es un espacio de amplia y diversa vegetación en un jardín que data del siglo XIX.

El Municipio de La Orotava, junto al Puerto de la Cruz, se caracteriza por ofrecer algunas de las vistas panorámicas más hermosas de Tenerife.

Los Jardines Victoria se encuentran junto al casco histórico y fueron construidos por Adolph Coquet, un jardinero francés, en el siglo XIX, por encargo de la familia De Ponte. El objetivo era conseguir un entorno bello y tranquilo donde depositar los restos de Diego Ponte del Castillo que, finalmente, pudo ser enterrado en un cementerio cristiano.

Encontramos una estructura escalonada de siete pisos ladeada por jardines vastos y fuentes imponentes. Al final de la escalera se puede apreciar una vista panorámica impresionante de la región.

Vota

Sanssouci Alemania

Sanssouci

13

Quizá el Sans Souci, también trasliterado Sanssouci, sea uno de los jardines más importantes de Alemania. Se encuentra en Potsdam y fue creado por Federico el Grande de Prusia con el deseo de pasar allí sus veranos. Un lugar donde poder huir de su vida rutinaria, lejos de los problemas y que tuviera un clima agradable.

En este jardín encontramos numerosos bustos de algunos de los personajes admirados por el gobernante, así como también figuras decorativas. Una de las cosas peculiares es encontrarse con una casa de té china en medio de ese parque.

En el centro encontramos el antiguo palacio, que no sólo es bellísimo sino que fue absolutamente significativo en su momento: se lo considera una de las construcciones cumbres del estilo Rococó. En su diseño se destaca el empeño de combinar la arquitectura del siglo XVIII con un interés por la arquitectura paisajística, llegando a alcanzar una armonía perfecta entre artificialidad y naturaleza.

Vota

Parque del Buen Retiro España

Parque del Buen Retiro

14

Una visita a Madrid nos lleva obligatoriamente al Parque del Buen Retiro, más conocido por su forma breve, El Retiro. Un espacio amplio lleno de árboles, flores y lagos que se caracteriza por acoger cada año la popular feria del libro.

Entre los monumentos más visitados de este parque se encuentra el Palacio de Cristal, un antiguo invernadero de estilo victoriano y techos acristalados que acoge exposiciones de arte contemporáneo y que se encuentra mirando a un gran lago donde nada patos y gansos.

Este impresionante parque alberga diferentes jardines, entre los que podríamos destacar la maravillosa rosaleda, con rosas de distintas clases, y los jardines de Cecilio Rodríguez, de estilo clásico con tintes andaluces.

El Retiro no es sólo un hermosísimo jardín sino el pulmón verde de la ciudad
: un espacio de 125 hectáreas, con más de 15 000 árboles de diversas especies en el corazón de la ciudad más grande de España.

Vota

Jardín Secreto de Oña España

Jardín Secreto de Oña

15

Pasearse por un jardín construido en el siglo XVI es posible en el Jardín Secreto de Oña, ubicado en un antiguo monasterio.

Se trata de una serie de jardines benedictinos con cuevas en las que antiguamente se sentaban los monjes a rezar y meditar, en el centro del Parque Natural de Oña.

Entre las cosas más destacadas de este jardín habría que señalar las fuentes y estructuras medievales rodeadas de cipreses y árboles centenarios y con flores y plantas de las más diversas clases.

Lo que antiguamente fue un terreno fértil que permitió la subsistencia del monasterio, en el presente es un espacio decorativo, cuidado y protegido, para el disfrute de todos los visitantes. En el marco de un proyecto cultural innovador, se intenta contribuir a la feliz convivencia entre la historia de la ciudad y su presente artístico.

En este espacio se realizan anualmente diferentes exposiciones de artistas independientes, que gozan de gran prestigio y numerosas visitas gracias al entorno que las rodea.

Vota

Jardín Botánico de Quito Ecuador

Jardín Botánico de Quito

16

En Ecuador encontramos un maravilloso jardín con sus árboles e invernaderos que simboliza uno de los mayores atractivos del país, el Jardín Botánico de Quito. En un espacio de 18 600 metros cuadrados pueden apreciarse una gran variedad de flores, plantas y ecosistemas.

Se creó en 1989 como un proyecto conjunto entre el Museo Ecuatoriano de Ciencias Naturales, el Municipio de Quito y el Club de Jardinería. El emplazamiento se correspondía con el antigua vivero municipal, que fue reconvertido en esta joya verde en medio de la ciudad, un jardín exuberante.

Quizás uno de los rincones más bellos de este jardín son sus orquidearios: una colección completa y colorida de orquídeas de diferentes regiones. El jardín de las bromelias es otro de los atractivos que ningún visitante se pierde.

Plantas medicinales, especies de los humedales y los páramos, invernaderos de rosas y frutales nativos e introducidos son algunas de las numerosas y fantásticas colecciones de este jardín que pueden visitarse.

Ecuador también aparece en:
Vota

Jardín escultórico Edward James México

Jardín escultórico Edward James

17

Edward Frank Willis James fue un poeta, diseñador y coleccionista amante de las plantas nacido en Escocia en 1907. Aunque su paso por México fue breve, en este lugar desarrolló la parte más importante de su carrera, escrita en la selva de Huasteca Potosina. En este lugar creó un vistoso jardín, con esculturas y diversidad de plantas y flores.

Un espacio de vegetación rodeado de cascadas, pozas y estanques donde podremos vivir una tarde de ensueño. A nivel arquitectónico encontramos una serie de esculturas y objetos de estilo surrealista que colaboran con la composición de un paisaje inolvidable.

En medio de este frondoso jardín se encuentra la casa cabaña de Don Eduardo, donde podemos apreciar el espacio en el que vivió el artista, y admirar sus objetos cotidianos. A través de todo el patio vamos encontrando distintos espacios escultóricos, tales como «la casa de los pericos», el «camino de los 7 pecados capitales» y «la casa del ocelote».

Vota

Jardín ecológico Topotepuy Venezuela

Jardín ecológico Topotepuy

18

El Jardín ecológico Topotepuy es uno de los espacios verdes más famosos de Venezuela. Fue creado con el deseo de ofrecer un refugio de soledad y silencio verde, pero también para que la gente pueda acercarse y conocer sobre la grandeza de la naturaleza.

Este jardín fue antiguamente propiedad de Kathy Phelps, una mujer amante de las plantas y los animales que trabajó por la preservación ecológica junto a su esposo William Phelps. Uno de sus mayores logros fue en el terreno ornitológico: en sus numerosos viajes por América consiguieron armar la colección de pájaros más amplia de América del Sur.

Este jardín se asentó en la que fuera su casa, para mantener viva su memoria y su trabajo medioambientalista. Tiene varios proyectos simultáneos de investigación y conservación de la flora y la fauna de Venezuela. Para conseguir un ecosistema vivo combinan el cultivo de plantas y flores con la horticultura. El fomento de la conciencia ecológica, talleres para dar a conocer las alternativas de vida sustentable que existen y las visitas guiadas son algunas de las actividades más importantes que pueden realizarse en este jardín.

Vota

Waterfall Gardens 'La Paz' Nicaragua

Waterfall Gardens 'La Paz'

19

Centro América es seguramente uno de los espacios más hermosos y coloridos, propicio por tanto para el cultivo de perfectos jardines. Y así lo demuestra el rincón más popular de Nicaragua, «Waterfall Gardens ‘La Paz'».

Se caracteriza por ser un terreno lleno de senderos bifurcados en torno a las famosas cataratas del país. Un espacio natural que sirve como reserva para la recuperación de especies en peligro de extinción.

Una de las razones por las que mucha gente visita este jardín nicaragüense es la posibilidad de encontrar felinos tales como jaguares en libertad y una gran variedad de plantas tropicales. También hay un mariposario con más de 25 especies autóctonas. La posibilidad de disfrutar de un vuelo colorido en medio de un contexto verde y húmedo. También cuenta con un ranario, un serpentario y una casita de La Paz, que reproduce la arquitectura típica de las casas de la región en el pasado. Sin lugar a dudas es una visita completa y cultural.

Vota

Jardín Botánico de Buenos Aires Argentina

Jardín Botánico de Buenos Aires

20

En el centro del popular barrio de Palermo encontramos el Jardín Botánico de Buenos Aires, un bellísimo espacio de estilo art noveau.

Entre lo más destacado de este jardín se encuentra el invernadero Carlos Thays, que fue traido de Francia en 1897. Se caracteriza por una alta cúpula corona en el centro con dos alas rectangulares a los lados. Contiene colecciones de bromeliáceas y helechos que datan de hasta 425 millones de años atrás. Gracias al diseño, la temperatura y la humedad se conservan en condiciones perfectas colaborando con la buena vida de las plantas, asimismo, el techo acristalado permite el peso de los rayos solares.

Alrededor del invernadero encontramos un jardín de frondosa vegetación, abierto al público, donde se puede ir a pasar la tarde y disfrutar del contacto con la naturaleza en pleno corazón porteño.

Existen otros invernaderos que sirven para el cultivo de plantas autóctonas, pero su entrada no se encuentra habilitada para visitas de personas externas al ámbito de la botánica.

¿Quieres agregar algo a la lista?

Regístrate en Mejores.com y añade lo que falta en esta lista.

REGISTRARSE
ACCEDER