Los mejores álbumes de la historia

Los 15 mejores álbumes de la historia

El concepto de álbum fue perdiendo relevancia a lo largo del siglo XXI. En las épocas de los vinilos, los cassettes y los discos compactos, escuchar música era entregarse por completo a una obra, a la cual se le podía dedicar más de una hora de atención. Incluso los propios artistas solían concebir sus producciones como una unidad compuesta por ocho, diez o más canciones.

Los tiempos fueron cambiando y ahora muchas personas prefieren armar listas de reproducción con temas de diferentes cantantes o bandas. Ya no se compran discos, sino que se descargan canciones o se opta por el streaming.

Sin embargo, aún con las nuevas costumbres, nadie puede poner en duda la importancia de los mejores álbumes de la historia. Se trata de productos que dejaron su huella, tuvieron un impacto masivo y marcaron a más de una generación. Más allá del paso de los años, hoy se siguen escuchando, independiente del formato elegido.

Ante la variedad de géneros y estilos, definir cuáles son los mejores álbumes de la historia es una tarea muy difícil. El resultado, por supuesto, siempre será subjetivo. En este ranking, decidimos seleccionar discos cantados en inglés y que se enmarcan mayoritariamente en las múltiples vertientes del rock y del pop.

Otros criterios que respetamos fueron elegir una sola producción por artista y evitar las recopilaciones de grandes éxitos y las grabaciones en vivo. A este listado de los mejores álbumes de la historia seguramente le falten clásicos, pero creemos que ofrece un buen panorama de excelentes manifestaciones musicales.

Thriller Michael Jackson
Vota

Mucho más que un videoclip

Thriller

1

Con un millón de copias vendidas en su primera semana en la calle, “Thriller” entró en la historia de la música de manera inmediata. Por eso no resulta sorprendente que, durante mucho tiempo, haya sido el álbum más vendido.

Corría 1982 cuando Michael Jackson presentó su sexto disco de estudio. La canción homónima, “Billie Jean” y “Beat It”, que forman parte de los principales hits del Rey del Pop, integran esta destacada producción.

Buena parte de la popularidad de “Thriller” puede ser atribuida al videoclip del tema que da nombre al álbum. Un cortometraje de catorce minutos donde Jackson, además de bailar con su talento único, aparece caracterizado como un hombre lobo y rodeado de zombis.

“Thriller”, por otra parte, demostró que un mismo álbum podía tener múltiples sencillos o singles de amplia trascendencia. Jackson logró ganancias extraordinarias por este trabajo, pero la industria musical en general se vio beneficiada por su amplio alcance.

Thriller también aparece en:
Las 15 mejores canciones de la historia

Appetite for Destruction
Vota

Bienvenidos a la jungla

Appetite for Destruction

2

“Welcome to the Jungle” es el primer tema del primer disco de Guns N’ Roses. Difícil imaginar un mejor comienzo para una trayectoria en la industria musical.

“Appetite for Destruction” llegó a las disquerías en julio de 1987 y el impacto fue inmediato y enorme. Récord de ventas y consenso acerca de que se trataba de uno de los mejores álbumes de la historia.

El encanto de “Appetite for Destruction”, por supuesto, no se termina con “Welcome to the Jungle”. La voz de Axl Rose y los riffs de Slash también brillan en otras canciones de este trabajo como “Paradise City”, “Sweet Child o’ Mine” y “Mr. Brownstone”.

El disco es un exponente de aquello de sexo, drogas y rocanrol, pero va mucho más allá. “Appetite for Destruction” es una acumulación de grandes e inolvidables canciones que siguen maravillando y que no dejan de influenciar a las nuevas generaciones de músicos.


A Night at the Opera Queen
Vota

Una superproducción sin precedentes

A Night at the Opera

3

“A Night at the Opera”, el cuarto álbum de Queen, se convirtió en 1975 en la producción discográfica más costosa hasta la fecha. La inversión no fue en vano ya que le permitió a la banda británica desplegar todo su potencial.

Por supuesto, “A Night at the Opera” no es una obra maestra por el dinero destinado a su grabación, sino por el inmenso talento de los músicos. Pero los dólares hicieron posible que el disco sea registrado en cinco estudios diferentes y que la banda dedicara tres semanas enteras a grabar una única canción, por ejemplo.

Ese tema fue “Bohemian Rhapsody”, tal vez el reflejo más preciso de la versatilidad y la capacidad de Queen. Otros puntos altos de “A Night at the Opera” son “Love of My Life” y “You’re My Best Friend”. Cabe destacar que todos los integrantes de la agrupación firmaron al menos una canción de este álbum magnífico.


The Dark Side of the Moon Pink Floyd
Vota

Un disco conceptual de alcance masivo

The Dark Side of the Moon

4

A Pink Floyd le salió todo bien con su octavo trabajo discográfico. Con más de cincuenta millones de copias vendidas, “The Dark Side of the Moon” se convirtió en uno los discos más populares de la historia, pero además recibió elogios al por mayor tanto de la prensa especializada como de sus seguidores.

En este álbum de 1973, Pink Floyd reflexiona sobre la mente, el tiempo, el consumismo y la muerte, entre otros conceptos. En cuanto a su sonido, cuenta con el aporte de Alan Parsons, quien había trabajado con The Beatles en “Let It Be” y “Abbey Road”.

“Money”, con el ruido de monedas y de una caja registradora, es la canción más famosa de “The Dark Side of the Moon”. Pero hay otros temas conocidos y aclamados, como “Us and Them” y “Time”. Cabe resaltar que, por primera vez en la trayectoria de la banda, aparece un único letrista: Roger Waters.


Abbey Road The Beatles
Vota

Una despedida magistral, una portada inolvidable

Abbey Road

5

Cuando “Abbey Road” salió a la venta en septiembre de 1969, The Beatles ya estaba al borde de la separación. Para el desarrollo del disco, los miembros de la banda decidieron reunirse por última vez en un estudio y el resultado fue uno de los mejores álbumes de la historia.

El epílogo no podría haber sido más perfecto. Solo un grupo del calibre de The Beatles podía reunir en un mismo trabajo joyas como “Something”, “Come Together”, “Here Comes the Sun” y “Oh! Darling”.

El productor fue George Martin, el hombre detrás de muchas obras maestras de The Beatles. Es interesante señalar que, aunque “Let It Be” fue editado después de “Abbey Road”, en realidad se grabó antes.

Párrafo aparte merece la portada, una de las más famosas de todos los tiempos. El diseño corrió por cuenta de John Kosh (de Apple Records) y la foto fue tomada por Iain Macmillan.


Nevermind Nirvana
Vota

La última gran revolución del rock

Nevermind

6

En “Nevermind”, el segundo álbum de Nirvana, se combinaron varios factores para dar forma a una obra que marcó una época. Se trató, en principio, de la masificación del grunge y del ingreso definitivo de este género del llamado rock alternativo al mainstream.

Con “Bleach”, su debut editado en 1989 por una discográfica independiente, Nirvana conquistó Seattle. Dos años después, de la mano de la DGC Records, atravesó todas las fronteras.

“Smells Like Teen Spirit”, el gran hit del disco, se erigió como el himno de una generación y dejó un riff para la posteridad. Pero otras canciones también se volvieron muy populares, como “Come as You Are”, “In Bloom”, “Lithium”, “Polly” y “Drain You”.

El combo perfecto lo completó la portada. La fotografía de un bebe desnudo nadando hacia un billete que cuelga de un anzuelo se volvió un ícono. La imagen, captada por Kirk Weddle, tiene como modelo a Spencer Elden, quien la recreó muchos años después, pero con ropa.


The Black Album Metallica
Vota

La evolución de un grupo que se animó a renovarse

The Black Album

7

Metallica inició su carrera como una banda de trash metal: rápida y furiosa. Sin embargo, con el tiempo, sus músicos comenzaron a mostrar otras inquietudes artísticas y a exhibir su versatilidad.

Su quinto disco, conocido como “The Black Album” (por su portada de color negro) o simplemente como “Metallica”, supuso el quiebre más grande de una carrera marcada por la renovación casi constante. El trabajo llevó a la banda a otro nivel de popularidad y le proporcionó un notable éxito a nivel comercial.

Los integrantes de Metallica y el equipo de producción se esforzaron en las grabaciones por lograr un nuevo sonido, similar al de un concierto. Más allá de este aspecto, “The Black Album” sobresale por la fuerza de sus composiciones. “Enter Sandman” no tardó en volverse un himno del metal, mientras que “Sad but True”, “Of Wolf and Man”, “Wherever I May Roam” y las baladas “The Unforgiven” y “Nothing Else Matters” también se volvieron clásicos.


Back in Black AC/DC
Vota

La resurrección

Back in Black

8

El 19 de febrero de 1980, en Inglaterra, se produjo la muerte de Bon Scott. El cantante de AC/DC, de 33 años, falleció a causa de una broncoaspiración en el marco de una intoxicación por el consumo excesivo de alcohol.

La noticia podría haber supuesto el final de la banda. Pero, por el contrario, dos meses más tarde los compañeros de Scott, junto al nuevo vocalista Brian Johnson, ingresaron a un estudio de grabación para registrar su séptimo álbum.

“Back in Black” fue un homenaje a Scott que se transformó en uno de los álbumes más vendidos de toda la historia. La canción que da título al trabajo sonó y sigue sonando en infinidades de lugares, al igual que otros temas de esta producción como “Shoot to Thrill”, “Hells Bell” y “You Shook Me All Night Long”.

Cabe destacar que el propio padre de Scott fue quien animó a los miembros de AC/DC a seguir adelante con el grupo. El resto ya es historia conocida.


Led Zeppelin IV Led Zeppelin
Vota

Una escalera al cielo

Led Zeppelin IV

9

Si en 1971 todavía faltaba algo para considerar a Led Zeppelin entre las bandas de rock más destacadas, el álbum sin título conocido como “Led Zeppelin IV” despejó cualquier duda. El disco cautivó a los seguidores de la banda, maravilló a los críticos y fue un gran éxito de ventas.

También nombrado como “Zoso”, “Four Symbols” o “Runes”, esta producción carece de título oficial por decisión de Jimmy Page, a modo de protesta frente a los comentarios negativos que cosechó el trabajo discográfico precedente. Tampoco aparece la denominación del grupo y los nombres de los músicos fueron reemplazados por cuatro símbolos: el significado de aquel que representa a Page hoy sigue siendo un enigma.

“Led Zeppelin IV” incluye une de las mejores canciones de la historia: “Stairway to Heaven”. Pero no es su único tesoro, ya que también contiene temas como “Black Dog”, “Rock and Roll” y “The Battle of Evermore”.


The Doors The Doors
Vota

El disco que encendió el fuego

The Doors

10

Hay bandas famosas que debutaron con el pie derecho y otras a las cuales les costó llegar a la cima. The Doors, definitivamente, se ubica en el primer grupo.

Recién arrancaba 1967 cuando Jim Morrison, Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore presentaron su ópera prima, bautizada igual que el conjunto: “The Doors”. Un fiel testimonio de lo mejor del rock psicodélico que supuso el comienzo de una prometedora carrera, truncada por la muerte prematura del cantante.

“The Doors” es un álbum que sufrió censura en algunas de sus canciones por el contenido de sus letras. Claro que nada impidió su repercusión ni modificó la poesía y las actitudes de Morrison.

“Light My Fire”, hit máximo de The Doors, integra este álbum, donde también se lucen “The End”, “Break on Through (To the Other Side)”, “Alabama Song (Whisky Bar)” y “The Crystal Ship”. Son, en total, poco más de 43 minutos de canciones para la historia.


Sticky Fingers The Rolling Stones
Vota

Una lengua que dio que hablar

Sticky Fingers

11

Con portada a cargo de Andy Warhol y diez canciones que van del rock al blues pasando por el country, “Sticky Fingers” es uno de los mejores álbumes de la historia. Elegir un solo disco dentro de la vasta carrera de The Rolling Stones es complicado, pero este trabajo de 1971 goza un reconocimiento unánime.

En “Sticky Fingers” ya aparece Mick Taylor como guitarrista estable. Taylor, quien reemplazó a Brian Jones (fallecido en 1969), había participado en “Let It Bleed” pero luego asumió un rol mucho más importante.

“Brown Sugar”, “Dead Flowers” y “Wild Horses” son algunas de las grandes canciones de este álbum donde por primera vez aparece la ahora legendaria lengua de los Stones, diseñada por John Pasche. Las alusiones a las drogas y al sexo están entre las marcas registradas de “Sticky Fingers”, que fue remasterizado y reeditado en 1994 para alegría de todos los fanáticos de Sus Majestades Satánicas.


Exodus Bob Marley & The Wailers
Vota

Símbolo del reggae

Exodus

12

Quizás los discos más conocidos de Bob Marley junto a The Wailers sean “Live!” y “Legend”. Pero el primero es el registro de un concierto en Londres y el segundo, una recopilación de grandes éxitos.

Por eso, si se trata de trabajos de estudio, el álbum más importante es “Exodus”, editado en 1977. Fue compuesto y grabado en Inglaterra, donde Marley se exilió tras sufrir un atentado en Jamaica.

El amor, la paz, la política y los preceptos del movimiento rastafari aparecen en las letras de “Exodus”, un emblema del reggae pero donde también pueden advertirse influencias de otros géneros como el funk y el soul, por ejemplo.

“Three Little Birds”, “Natural Mystic”, “Waiting in Vain”, “Jamming” y “One Love” están entre las canciones principales de “Exodus”. En 2001, el álbum tuvo una reedición en formato doble con el agregado de varios temas interpretados en el marco del denominado Exodus Tour.


The Joshua Tree U2
Vota

De Irlanda a Estados Unidos y al mundo

The Joshua Tree

13

El Joshua Tree National Park es un parque nacional ubicado en California que inspiró a U2 para el título de su quinto disco: “The Joshua Tree”. En dicho lugar y en el Death Valley National Park se registraron las imágenes que integran este álbum de 1987.

El trabajo discográfico, de hecho, nació a partir del interés de los músicos de la banda irlandesa por la cultura y la historia estadounidenses. Tras la lectura de varios autores norteamericanos por parte de Bono y del vínculo que el cantante fue forjando con artistas de EE.UU., empezó a desarrollarse la producción.

Las letras van de la admiración a la antipatía por la realidad de Estados Unidos y por lo que la nación más poderosa del mundo representa a nivel global. “Where the Streets Have No Name” y “With or Without You” son los grandes éxitos de “The Joshua Tree”, que cierra con “Mothers of the Disappeared”: una canción dedicada a las madres de los desaparecidos.


Like a Prayer Madonna
Vota

A corazón abierto

Like a Prayer

14

Los vínculos familiares, en especial la relación con sus padres, inspiraron a Madonna en el desarrollo de su cuarto álbum, titulado “Like a Prayer”. Una obra de 1989 que ratificó su status de estrella pop y la situó como una figura única a la hora de la grabación de videoclips.

La religión, como indica el nombre del disco (y de la canción homónima), también es uno de los ejes de este trabajo. Madonna reflexiona acerca de cómo la marcó el catolicismo, sobre todo en su niñez.

Además de “Like a Prayer”, se destacan canciones como “Express Yourself”, “Oh Father” y “Cherish”. Cabe resaltar que Madonna aparece como coautora de todos los temas.

Suele señalarse a “Like a Prayer” como el disco que empezó a mostrar a Madonna como una artista madura. El material logró posicionarse como uno de los grandes hitos de una trayectoria que, con los años, sumó muchos otros logros.

Madonna también aparece en:
Las 8 mejores canciones para Karaoke

Ten Pearl Jam
Vota

Gigante en marcha

Ten

15

En 1991, Pearl Jam presentó su primer disco: “Ten”. El lanzamiento implicó el comienzo de una carrera que llevó a la banda incluso mucho más lejos de lo que podía suponerse con este gran álbum.

La historia de “Ten” es curiosa. Su éxito no resultó inmediato, sino que la popularidad se incrementó con el paso del tiempo. La crítica, por su parte, primero no encontró nada demasiado novedoso en el trabajo, pero luego sus canciones adquirieron el valor de lo clásico.

“Even Flow”, “Jeremy” y “Alive” son temas de “Ten” que, décadas después, siguen estando entre los puntos más altos de la carrera de Pearl Jam, que empezó en el terreno del grunge y se fue expandiendo a otras orillas del rock. “Ten” además consagró de forma instantánea a Eddie Vedder como cantante y como letrista.

En 2009, “Ten” fue reeditado en cuatro versiones, incluyendo canciones adicionales, temas en vivo y otros agregados.


¿Quieres agregar algo a la lista?

Regístrate usando tu cuenta de Google y añade lo que falta en esta lista.