Inicio Música Los mejores vallenatos

Los mejores vallenatos


Por Verónica Gudiña

En 2015, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) inscribió al vallenato en el listado del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Se trata de un género musical que surgió en la región del Caribe colombiano y que se caracteriza por el uso del acordeón, la guacharaca y la caja.

De acuerdo a los historiadores, el vallenato nació hace más un siglo en la zona de Magdalena Grande. Sus orígenes pueden rastrearse en los territorios donde actualmente se desarrollan los departamentos de Magdalena, Atlántico, Bolívar, Cesar y La Guajira.

Los primeros vallenatos eran cantados por campesinos y pastores que, a modo de juglares, recorrían cientos de kilómetros transmitiendo mensajes y noticias. En sus composiciones había influencias de ritmos aborígenes, cantos de los esclavos, instrumentos europeos y poemas españoles.

Es posible reconocer cuatro aires o ritmos en el vallenato: merengue, son, puya y paseo. Cabe destacar que existe un vallenato tradicional y otros que fueron evidenciando los aportes de diferentes géneros y estilos.

Entre los mejores vallenatos aparecen clásicos interpretados por artistas como Carlos Vives, el Binomio de Oro de América y Diomedes Díaz, por ejemplo. La mayoría de las canciones más conocidas cuentan con muchas versiones, ya que numerosos músicos desean interpretarlas y las incorporan a sus repertorios.

De Colombia al mundo, el vallenato invita a bailar en cualquier fiesta o reunión social. Éxitos como “Olvídala”, “Los caminos de la vida” o “La gota fría” demuestran que los mejores vallenatos no reconocen fronteras ya que se cantan y se disfrutan en muchas naciones.

  • 1
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    La gota fría [Emiliano Zuleta Baquero]

    Versión: Carlos Vives

    Cuenta la historia que Emiliano Zuleta Baquero compuso “La gota fría” en 1938. Más de ocho décadas después, su tema se sitúa entre los mejores vallenatos de la historia y se ubica también entre los más famosos en todo el mundo.

    “La gota fría” gira en torno a la rivalidad entre el propio Zuleta y Lorenzo Morales (“Moralito”). El duelo musical entre ambos comenzó en Guacoche y luego fue alimentado en distintos lugares por los dos músicos, quienes se dedicaban mutuamente versos provocadores y burlas. En su tema más conocido, Zuleta acusa a “Moralito” de desistir del desafío en Urumita.

    La primera grabación de “La gota fría”, a cargo de Guillermo Buitrago, se produjo en 1940. Luego llegaron muchos otros registros, de artistas del calibre de Julio Iglesias, La Sonora Dinamita y Ray Conniff. Pero la versión más popular corrió por cuenta de Carlos Vives, que la incluyó en su álbum “Clásicos de la provincia” de 1993.

  • 2
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Los caminos de la vida [Omar Geles]

    Versión: Los Diablitos

    “Los caminos de la vida” es un vallenato de Omar Geles, el músico y compositor que se unió a Miguel Morales en 1985 para fundar Los Diablitos. Esta agrupación, ya con Jesús Manuel Estrada en la voz, grabó la célebre canción en 1993.

    En “Los caminos de la vida”, Geles reflexiona sobre cómo transcurrió su infancia junto a sus hermanos y su madre, luego de que su padre los abandonara. El éxito del tema fue inmediato, convirtiéndose en un emblema de Los Diablitos que luego registraron muchos otros artistas, como Celso Piña y La Tropa Vallenata.

    Ya en el siglo XXI, uno de los responsables de la difusión de “Los caminos de la vida” fue Vicentico. El músico argentino, quien alcanzó la fama como líder de Los Fabulosos Cadillacs, presentó su versión en su segundo disco como solista: “Los rayos”, editado en 2004.

    Como curiosidad, es interesante señalar que Geles le ofreció “Los caminos de la vida” al Binomio de Oro de América, pero Rafael Orozco la rechazó.

  • 3
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Olvídala [Alberto “Tico” Mercado]

    Versión: Binomio de Oro de América

    El Binomio de Oro de América, con las voces de Jean Carlos Centeno y Jorgito Celedón, inmortalizó muchos vallenatos a lo largo de su trayectoria. Entre ellos, “Olvídala”, una gran canción de Alberto “Tico” Mercado.

    Según narró Mercado a El Tiempo, “Olvídala” cuenta lo que le sucedió con un amigo. Este hombre, puesto a elegir entre su novia y otros amores, optó por mantener su libertad. Entonces “Tico” se convirtió en el sostén y el apoyo de la muchacha. Cuando tiempo después su amigo regresó, la joven ya que era la pareja del compositor. Así, cuando su amigo le pidió ayuda para volver con ella, Mercado le dijo que mejor la olvidara…

    “Olvídala” recorrió gran parte del planeta y no deja de sumar nuevas versiones. Una de las más difundidas nació en Argentina de la mano del grupo de cumbia Los Palmeras, que incluso llegó a grabarla con el cantante romántico Axel en 2019.

  • 4
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    La creciente

    Versión: Binomio de Oro de América

    A Rafael Orozco, cofundador de Binomio de Oro de América, lo asesinaron en 1992, cuando tenía solo 38 años de edad. Aunque las causas del crimen nunca se establecieron con claridad, se cree que el cantante fue ultimado en el marco de un conflicto amoroso.

    El amor, de hecho, es el hilo de conductor de uno de los mejores vallenatos que interpretó: “La creciente”, compuesto por Hernando Marín. El Binomio de Oro de América grabó esta canción en su primer disco, presentado en 1976.

    En “La creciente”, Marín establece una analogía entre el amor desbordante que siente por “la mujer que yo más quiero” y diversas fuerzas naturales, como un “aguacero” de invierno, la crecida de los “arroyuelos” y “el mar sereno que se vuelve violento”.

    Entre las nuevas versiones de “La creciente” se destaca la ofrecida por Alejandro González. El cantante colombiano incluyó el tema en su EP “Guilty Pleasures”.

  • 5
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Cómo duele el frío [Wilfran Castillo]

    Versión: Wilfran Castillo y Pasabordo

    Wilfran Castillo es un cantante y compositor nacido en 1976 en Valledupar. Se trata del sobrino de Omar Geles, el creador de “Los caminos de la vida” y muchos otros vallenatos inolvidables.

    Al igual que su tío, Castillo evidencia un notorio talento para componer canciones populares. Una de sus obras célebres es “Cómo duele el frío”, que forma parte de su álbum “Sentido común” (2006).

    Seis años después, el artista volvió a grabar “Cómo duele el frío”, esta vez con la colaboración de Pasabordo. La nueva canción fue incluida en su propuesta discográfica titulada “Desigual”.

    Así, con los aportes de Jhonatan Hernández y Juan Gabriel Rodriguez -la dupla de Pasabordo-, Castillo logró renovar el interés por “Cómo duele el frío”, que para muchos ya se ubica entre los mejores vallenatos que pueden escucharse en la actualidad. Cabe resaltar que José Luis Carrascal también realizó una versión muy reconocida de esta canción.

  • 6
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Señora [Rafael Manjarrés]

    Versión: Otto Serge y Rafael Ricardo

    Rafael Manjarrés es un abogado y compositor nacido en el departamento de La Guajira que dio su primer gran paso en la música cuando, en 1985, su canción “Ausencia sentimental” fue premiada en el Festival de la Leyenda Vallenata.

    Entre los mejores vallenatos de su autoría sobresale “Señora”, tema que fue grabado por Otto Serge y Rafael Ricardo. Manjarrés explicó que escribió la primera estrofa con el objetivo de recitársela a una mujer llamada Doris pero finalmente no se atrevió.

    Más adelante Serge fue a buscarlo para pedirle “Ausencia sentimental” y otras composiciones, pero Manjarrés prefirió ofrecerle los incipientes versos de “Señora”. Al oírlos, Otto no lo dudó y se decantó por esta opción, con lo cual Manjarrés completó el vallenato.

    En “Señora” y en muchas otras de sus obras musicales, Manjarrés demuestra su sensibilidad romántica y su apego por la poesía. Actualmente, mientras desarrolla su carrera como notario, sigue dando rienda suelta a su creatividad artística.

  • 7
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    El cantor de Fonseca [Carlos Huertas]

    Versión: Carlos Vives

    “El cantor de Fonseca” es una canción autobiográfica de Carlos Huertas Gómez, un reconocido cantautor de vallenatos que nació en 1934 en Dibulla (La Guajira) y falleció en 1999 en Maicao.

    Huertas fue un juglar, un hombre que recorría distintos lugares llevando sus canciones y disfrutando de la música junto a colegas y amigos. Se trató de alguien que vivió de parranda, como él mismo reconoció.

    Este artista se definía como “cantor”, haciendo hincapié en su necesidad interna de cantar y diferenciándose de quienes hacen de la música una profesión. “Ya me despido soy Carlos Huerta / Doy mi apellido y nombre de pila / Yo soy aquel cantor de Fonseca / Y soy nativo de la Guajira”, finaliza su legendaria composición.

    La versión más famosa de “El cantor de Fonseca” fue grabada por Carlos Vives en 1993. Este vallenato, como “La gota fría”, forma parte de su disco “Clásicos de la provincia”.

  • 8
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Mi diosa humana [Huber Hernández]

    Versión: Miguel Morales

    “Los Morales” fue una exitosa serie que Caracol Televisión emitió en 2017. En sus más de setenta capítulos suenan diferentes canciones compuestas por Huber Hernández: entre ellas, “Mi diosa humana”.

    Este vallenato fue grabado por Miguel Morales en 1995, formando parte de su álbum “Avanzando”. En la canción se luce el acordeón de Juan David Herrera, conocido como “El Pollito”.

    Hernández expresó en una oportunidad que Dios lo eligió para desarrollar esta clase de temas musicales. De hecho, el compositor afirma haber recibido inspiración divina para crear “Mi diosa humana”, que dedicó a una joven estudiante del Colegio Nacional de Bachillerato de Chiriguaná, según contó a El Pilón.

    Tras componer “Mi diosa humana”, Hernández se la cantó a sus amigos, quienes lo impulsaron a que le presente la obra a la muchacha en cuestión. El resultado: el músico y la chica terminaron de novios y tuvieron una relación sentimental que se extendió por tres años, explicó a El Heraldo.

  • 9
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Cristina Isabel [Edilberto Daza]

    Versión: Diomedes Díaz con Elberto López

    Cristina Isabel Rodríguez Luna fue la muchacha que, en una visita a Valledupar, enamoró al compositor Edilberto Daza Gutiérrez. Ambos se convirtieron en pareja y la mujer, en inspiración para el artista.

    Daza solía enviarle cartas a Rodríguez Luna con versos que, finalmente, se transformaron en “Cristina Isabel”, un vallenato que inmortalizó Diomedes Díaz. El romance entre Daza y Rodríguez Luna terminó y ella hasta llegó a quemar las cartas de Edilberto, pero el vínculo vivirá por siempre en la cultura colombiana gracias a esta canción.

    En su momento, a través de este vallenato, Daza habló de Cristina Isabel como “la reina de mis amores”. Esta “morena”, una persona “honesta y sencilla”, resultó para el compositor “un premio que Dios” le dio, tal como plasmó en su letra.

    “Cristina Isabel” es, para muchos, uno de los mejores vallenatos de Colombia. La voz de Díaz contribuyó a su fama y a trascender las épocas.

  • 10
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    No le temas al amor [Fabián Corrales]

    Versión: Los Inquietos

    Fabián Corrales está entre los grandes compositores y cantautores de vallenato. Sus creaciones han sido grabadas por Diomedes Díaz, Binomio de Oro de América y muchos otros artistas de renombre.

    Este odontólogo de profesión nacido en Urumita escribió numerosos éxitos. Uno de los más importantes es “No le temas al amor”, que registraron Los Inquietos, una banda que es un emblema en lo que respecta al vallenato romántico.

    Con la voz de Nelson Velásquez, Los Inquietos incluyeron esta canción en su álbum “Volver a triunfar”, presentado en 1996. “Si no eres tú me enamoro de otra / pero al amor yo no le tengo miedo” es uno de los versos más conocidos de este tema musical.

    Es interesante señalar que, a más de una década del lanzamiento del disco, “No le temas al amor” seguía ubicándose entre los vallenatos más escuchados, una tendencia que se mantiene al día de la fecha.

Otras Listas Relacionadas