Inicio Comida Los mejores restaurantes de Sevilla

Los mejores restaurantes de Sevilla


Por Verónica Gudiña

La gastronomía de España ofrece texturas, ingredientes, sabores y aromas que son resultado de una exquisita combinación de historia, geografía y tradición. Cada región seduce a pobladores locales y visitantes con comidas típicas, cautivando el paladar de multitudes y diferenciándose entre sí a fuerza de recetas exclusivas que, a lo largo del tiempo, han traspasado las fronteras hasta llegar a reproducirse en diferentes rincones del mundo gracias a españoles que honran a su tierra con manjares o a descendientes que, aún teniendo otra nacionalidad, le rinden culto a sus antepasados con preparaciones representativas del territorio español.

El patrimonio culinario de Sevilla, la capital de la comunidad autónoma de Andalucía, por ejemplo, abarca desde sopa de picadillo y pescaíto frito hasta gazpacho andaluz y huevos a la flamenca, brindando opciones deliciosas tanto en invierno como en verano.

Un tour gastronómico por esta pintoresca ciudad es ideal para conocer, en pocos días, comidas, bebidas y postres que forman parte de la identidad sevillana. Por fortuna existen en la zona numerosos bares de tapas y establecimientos para almorzar o cenar, pero es imprescindible saber con anticipación las opciones disponibles y los comentarios que cosechan en Internet para darle prioridad a los más recomendados, especialmente cuando se trata de estadías breves. Tal vez este listado sobre los mejores restaurantes de Sevilla, un ranking conformado por locales de gran antigüedad y comercios más modernos, deje afuera a sitios que merecen una oportunidad, aunque sí incluye alternativas que gozan de buena reputación gracias a variables como la ambientación, la localización o la clase de menú que ofrecen.

  • 1
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Ispal

    La versión española de la Guía Michelín 2020 incluye a Ispal, un restaurante cuyo nombre se inspira en la denominación original de Sevilla, una palabra que se interpreta como “tierra llana” y que se remonta a fines del siglo VIII a.C.

    La carta de este recinto ambientado con delicadeza e inspiración rústica propone platos a base de ingredientes frescos y de excelente calidad surgidos a partir del trabajo de ganaderos y agricultores locales. Ostras a la flamenca, huevos fritos con pimientos asados y camarones, gambas al ajillo, fritura sevillana, sopa de picadillo y una ruta de chocolate y especias son algunas de las preparaciones que ofrece Ispal, un restaurante que por apostar por productos de temporada, reivindicar la gastronomía de Sevilla y priorizar a los productores de la región ha conseguido la certificación de comercio Slow Food y KM0. Además, este emprendimiento culinario del Grupo La Raza está respaldado con 1 Sol Guía Repsol.

  • 2
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Espacio Eslava

    La gastronomía y la hospitalidad andaluza se fusionan en Espacio Eslava, un sitio que seduce a vecinos y visitantes de Sevilla con un bar de tapas, un restaurante y cómodos apartamentos.

    Los comensales encuentran en este lugar platos que seducen a través de sus cuidadas presentaciones y que dejan una huella imborrable en el paladar valiéndose de un interesante juego de texturas y sabores. A la hora de los dulces, resultan imperdibles el bizcocho de leche y la crema a base de vainilla y cacahuete con trufas de chocolate al módena, después de haberle dado una oportunidad a las alubias verdinas con callos de bacalao acompañadas por emulsión de ajos, por ejemplo.

    También elaboran tanto boquerones como calabacines rellenos; bacalao, acelga y patatas en estofado; garbanzos con menudo y atún macerado con nabo encurtido y una emulsión de jamón, renovando así con frecuencia la carta que le da prestigio al Espacio Eslava.

  • 3
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Oriza

    Oriza es un restaurante sevillano que brilla con luz propia y recibe a los comensales en un comedor que, en otros tiempos, supo funcionar como invernadero. Se trata de una propiedad de 1926 en la cual es posible dejarse cautivar por menús desarrollados para ocasiones especiales o bien por una carta estable que le hace honor a la gastronomía típica de Sevilla.

    Un surtido de quesos españoles o una fritura sevillana para iniciar la experiencia gourmet, un pez espada a la parrilla acompañado por verduras y una emulsión de virgen extra o una porción de solomillo de ternera con salsa española y foie natural para el segundo paso y un pastel de manzana, nueces y pasas con sorbete de mandarina o una tarta a base de merengue y limón sobre dulce de leche como postres son algunas alternativas a tener en cuenta al momento de reservar una mesa en el restaurante Oriza.

  • 4
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Abantal

    Julio Fernández Quintero, el chef responsable de Abantal, propone una cocina de autor que le permitió a este restaurante de Sevilla obtener una estrella Michelín y reconocimientos en la famosa Guía Repsol.

    Su decoración fusiona la modernidad que aportan el acero y el granito con la calidez propia de la madera de roble. El resultado es un ambiente vistoso y minimalista que invita a pasar instantes inolvidables. A la ambientación se le suma una estética muy cuidada en cada plato.

    Dos menús degustación elaborados en el momento proponen una verdadera fiesta de sabores, aromas y texturas. Entre los pasos contemplados aparecen la esponja de tomate, bacalao, pimiento y ajo; la molleja de cordero caramelizada; y el granizado de hinojo, limón, manzana y cilantro.

    Abierto en 2004, Abantal se propuso respetar los pilares de la gastronomía andaluza aunque evolucionando de forma constante con nuevas recetas y preparaciones. Así, de la mano de la creatividad, sigue sumando adeptos.

  • 5
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Casa Manolo León

    La marca Manolo León se puso en marcha en 1986 en Huelva con la apertura de un bar. Ocho años después, el Bar Manolo León desembarcó en Sevilla.

    Ya en 1999, en el barrio sevillano de San Lorenzo, se inauguró la Casa Manolo León. Desarrollada en una hermosa construcción señorial del siglo XIX, con cuatro salones y dos patios, creció hasta convertirse en uno de los mejores restaurantes de Sevilla.

    La gastronomía andaluza tradicional con detalles vanguardistas es el alma de este pintoresco lugar donde también se celebran eventos. ¿Algunas de las delicias de la carta de Casa Manolo León? El lomito ibérico, el ceviche de corvina y gambas, los tallarines a la marinera, el cochinillo a 62º y el solomillo de buey.

    Cabe destacar que, además del bar de la calle Juan Pablos (Bar Manolo León) y del restaurante en la calle Guadalquivir (Casa Manolo León), esta firma cuenta con un tercer espacio en la zona Gourmet Experience de El Corte Inglés, en Plaza del Duque.

  • 6
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    El Rinconcillo

    No son muchos los recintos gastronómicos que alcanzan los tres siglos y medio de vida. Entre ellos se encuentra El Rinconcillo, que abrió sus puertas en 1670 y hoy es el bar de mayor antigüedad en Sevilla.

    Nació como taberna en el siglo XVII y en 1858 fue adquirido por la familia De Rueda, que actualmente sigue al frente del restaurante. Pese a las renovaciones con los cambios de época, la esencia de El Rinconcillo se mantiene intacta.

    Ubicado en el centro de la ciudad, invita a saborear las clásicas tapas que cautivan a españoles y turistas extranjeros por igual, pero además prepara recetas tradicionales de la cocina andaluza-mozárabe.

    Su menú de tapas incluye almejas a la marinera, boquerones, jamón serrano ibérico, bonito en aceite y anchoas. Las berenjenas rellenas, el lomo de corvina y el brazuelo de cordero también se lucen en la carta, que contempla postres como el flan de la casa y el queso manchego con carne de membrillo.

  • 7
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    El Gallinero de Sandra

    El chef Nacho Dargallo y Sandra Rodríguez son los responsables, desde 2004, de un reconocido restaurante ubicado en el centro de Sevilla: El Gallinero de Sandra. Especializado en gastronomía mediterránea, su propuesta se basa en el uso de productos regionales, sobre todo de pescados de la costa andaluza.

    Dargallo se formó en la Escuela de Hostelería y Restauración de Barcelona y trabajó en El Bulli, entre otros restaurantes. En la actualidad integra el Club Foodies de Sevilla.

    La calidad de las materias primas y el servicio atento son algunos de los valores que los clientes más destacan de este establecimiento, que suele ofrecer un menú degustación para que los comensales puedan probar diferentes platos.

    El erizo gratinado, el bacalao al pil pil, los huevos camperos estrellados y las vieras con aceite de trufa están entre los platos que forman parte de su carta de platos salados. A la hora del postre, sobresale la ganache de chocolate blanco y aguacate (palta) con crumble de coco y pistacho y la cheesecake surprise.

  • 8
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Casa Paco

    Casa Paco es un restaurante que apuesta por “el buen comer”. Inaugurado en 1999, combina la gastronomía tradicional con una cocina innovadora que hace gala de la creatividad.

    Su carta incluye carnes a la brasa, guisos, pescados y mariscos, entre muchos otros productos. Una particularidad de Casa Paco es que, gracias a un sistema que permite evaluar las sustancias capaces de generar intolerancias alimentarias y alergias, informa a sus clientes sobre la eventual presencia de estos ingredientes en sus platos.

    Las tapas son uno de los fuertes de Casa Paco y el motivo por el cual muchas personas ubican a este lugar entre los mejores restaurantes de Sevilla. Entre las tapas frías se lucen el mousse de espárragos y langostinos y el salmorejo con anchoas del Cantábrico.

    El pulpo a la parrilla con salsa de boletus, los langostinos con bacon, las croquetas caseras y el pastel de berenjenas están entre las especialidades de Casa Paco. Su bodega, en tanto, presenta una gran cantidad de etiquetas, cuidadosamente seleccionadas para posibilitar los maridajes perfectos.

  • 9
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Bodeguita Romero

    Setenta años de experiencia en la elaboración de tapas y comidas tradicionales sevillanas son la carta de presentación de Bodeguita Romero, un restaurante y bar localizado en el centro histórico de la ciudad. Quienes desean ir de tapas encuentran en este recinto el lugar indicado para satisfacer sus más altas expectativas.

    El montadito de pringá, la carillada ibérica, el bacalao a la plancha, las albóndigas de retinto, la tortillita de camarones y las papas aliñás son las tapas más populares de Bodeguita Romero, de acuerdo a lo indicado por el propio establecimiento.

    Las imágenes vinculadas al flamenco, los cuadros de toros y la decoración típicamente andaluza dan la ambientación ideal para disfrutar una experiencia única. Por eso, por el salón de Bodeguita Romero han pasado periodistas de numerosos medios internacionales que llegaron atraídos por los comentarios y desearon compartir las bondades del restaurante a través de artículos en numerosos periódicos y revistas.

  • 10
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    La Azotea

    Tres sucursales, una tienda y un minibar convierten a La Azotea en una referencia gastronómica ineludible en Sevilla. Con la premisa de desarrollar una “cocina de altura”, su equipo trabaja con productos frescos y elabora cada día platos especiales que no forman parte del menú convencional.

    Entre los entrantes o entradas que propone La Azotea, se destacan el tartar de salmón marinado y las croquetas cremosas de puchero. Después pueden llegar el cóctel de mariscos, las costillas de conejo fritas o la presa ibérica de bellota, por citar algunas posibilidades.

    En el minibar de La Azotea, por otra parte, se pueden degustar opciones de coctelería y elegir entre un gran abanico de aperitivos. No faltan los clásicos como el bloody mary y el cosmopolitan.

    Es interesante tener en cuenta que en La Azotea también sirven desayunos y hasta se puede optar por el brunch. A toda hora, de este modo, hay exquisiteces aguardando en este restaurante posicionado entre los más destacados de Sevilla.

  • 11
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Antigua Abacería de San Lorenzo

    Una construcción del siglo XVII es la sede de la Antigua Abacería de San Lorenzo, un restaurante nacido en 1995 con la intención de rescatar las tradiciones de la época de Al-Ándalus. Su idea es rememorar el funcionamiento de las pequeñas tiendas de antaño en las cuales el dueño invitaba a los compradores a probar los productos que comercializaba, acompañados siempre por una buena copa de vino.

    Los ingredientes y los platos típicos de Andalucía constituyen el pilar de su filosofía gastronómica, aunque sin renunciar a sabores novedosos y a las técnicas más modernas. Quesos de vaca, oveja y cabra; pan artesanal; conservas de pescado y vegetales; y dulces de temporada pueden degustarse en el establecimiento o ser llevados al hogar.

    La Antigua Abacería de San Lorenzo es mucho más que restaurante. Sus dos plantas suelen albergar exposiciones, tertulias y otros encuentros. Incluso el local organiza un concurso de cuentos gastronómicos que ya premió a varios escritores.

  • 12
    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Cañabota

    El espíritu del mar brilla en Cañabota, un restaurante de Sevilla que se especializa en pescados y mariscos y cuyo nombre remite a una especie de escualo. De hecho, el lugar también funciona como pescadería y es posible comprar piezas frescas para cocinarlas luego en casa.

    Las gambas, los berberechos, las ostras, los mejillones, el pulpo, la corvina y el bacalao son algunas de las estrellas de la carta, que apuesta por lo simple: pocos ingredientes pero de máxima calidad y bien preparados. Hay un menú de ocho pasos y otro de doce pasos a disposición de quienes desean probar la mayor cantidad de platos posible.

    Junto al salón principal, en el local adyacente, Cañabota dispone de una barra para el tapeo y la comida informal. Así cada cliente puede decantarse por la alternativa que le resulte más conveniente o tentadora sin renunciar a los mejores sabores de la costa andaluza.

Otras Listas Relacionadas