Inicio Arte Los mejores bailarines de ballet

Los 15 mejores bailarines de ballet

Elasticidad, equilibrio, agilidad, fuerza… Los mejores bailarines de ballet reúnen múltiples cualidades que les permiten sobresalir en un ámbito muy competitivo y que tiene a los críticos más exigentes.

Los movimientos refinados y precisos son la marca registrada de estos artistas capaces de realizar giros y saltos de enorme complejidad. La combinación certera de sus acciones posibilita el desarrollo de coreografías de gran belleza, dando lugar a obras de contenido inolvidable.

El ballet es un arte que se basa en la danza, pero que también puede incorporar actuación, coros, música de orquesta y otros componentes. Sus características fueron cambiando con los años y también dependen de las tradiciones culturales de cada región.

Es por eso que los mejores bailarines de ballet de toda la historia tienen estilos diferentes. Algunos brillaron a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, mientras que otros hicieron gala de sus destrezas sobre el escenario hasta hace muy poco tiempo.

Imposible no reconocer la trascendencia de la escuela rusa o soviética: figuras como Rudolf Nuréyev, Vaslav Nijinsky, Anna Pávlova, Mijaíl Barýshnikov y Maya Plisétskaya han marcado épocas. Pero el talento no reconoce fronteras y por eso entre los mejores bailarines de ballet también suelen ser mencionados estrellas como el francés Maurice Béjart, la inglesa Margot Fonteyn, el argentino Julio Bocca, la italiana Alessandra Ferri, el danés Erik Bruhn y el español Ángel Corella.

Los invitamos a votar en el ranking, a proponer nuevos bailarines y, por supuesto, a disfrutar los videos que muestran las aptitudes de estos genios de la danza.

  • 1
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Rudolf Nuréyev

    1938-1993

    Rudolf Nuréyev (o Nuriev) nació el 17 de marzo de 1938 a bordo de un tren. Viajaba con su madre y sus hermanas hacia Vladivostok, adonde había sido destinado su padre como comisario del Ejército Rojo.

    Criado en la República de Baskortostán, Nuréyev se destacó en su infancia bailando danzas folclóricas de la región, pero recién a los 17 años tuvo acceso a una formación especializada cuando comenzó a estudiar en una academia que dependía del Ballet Kírov y donde Aleksandr Pushkin fue su maestro.

    Pronto se convirtió en bailarín reconocido y en una de las figuras del Kírov, viajando por el mundo. En 1961 solicitó asilo político en Francia y fue contratado por el Grand Ballet du Marquis de Cuevas.

    Nuréyev mantuvo una relación pasional con Erik Bruhn y estableció un sólido vínculo profesional y afectivo con Margot Fonteyn, quien contribuyó a su llegada al Royal Ballet de Londres. Además incursionó en el cine y dirigió el Ballet de la Ópera de París.

    Su enorme talento, sin embargo, fue de la mano de un temperamento complejo que le jugó en contra. El 6 de enero de 1993, tras haber sido condecorado como caballero de la Orden de las Artes y las Letras, falleció a los 54 años.

    Rudolf Nuréyev también aparece en:
  • 2
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Vaslav Nijinsky

    1889-1950

    Dicen que su capacidad de permanecer en el aire era tan asombrosa que muchos pensaban que utilizaba un trampolín. Aunque no hay filmaciones de sus habilidades, Vaslav Nijinsky es considerado de manera casi unánime como uno de los mejores bailarines de ballet de la historia.

    Su trayectoria no fue muy extensa: tenía 28 años cuando pudo subirse por última vez a un escenario. A partir de entonces, sus problemas psiquiátricos no solo le impidieron volver a bailar, sino que incluso lo llevaron a pasar más de dos décadas entre tratamientos e internaciones.

    Nijinsky estudió en la escuela del Ballet Kírov y se transformó en un referente del Teatro Mariinski. Una figura clave en su carrera fue Serguéi Diáguilev, fundador de los Ballets Rusos, quien se convirtió en su amante y lo ayudó a alcanzar la fama.

    Una gira por América del Sur le permitió a Nijinsky –que también cautivó como coreógrafo– entablar un vínculo con la condesa Romola de Pulszky, casándose con ella en Buenos Aires, supuestamente para acceder a su riqueza y abandonar a Diáguilev.

    A Nijinsky se le diagnosticó esquizofrenia en 1919. Desde entonces, y hasta su fallecimiento en 1950, intentó controlar la enfermedad sin éxito.

    Vaslav Nijinsky también aparece en:
  • 3
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Anna Pávlova

    1881-1931

    La rusa Anna Pávlova es señalada como la primera bailarina que recorrió el mundo junto a su compañía. Nació el 12 de febrero de 1881 en San Petersburgo y atravesó diferentes problemas de salud en su infancia.

    Su amor por el ballet se despertó en su niñez al asistir a una función de “La bella durmiente” que se ofreció en el Teatro Mariinski. A los 10 años, luego de un primer rechazo, fue aceptada en la Escuela Imperial de Ballet.

    A diferencia de los genios precoces, a Pávlova le costó desarrollar una técnica depurada. Hubo mucho esfuerzo y entrenamiento para sobresalir y lograr convertirse en bailarina profesional.

    Delgada y poco musculosa, Pávlova rompió con la imagen tradicional de las bailarinas que existía hasta entonces. Junto a Vaslav Nijinsky maravilló en los Ballets Rusos y luego fundó su propia compañía, presentándose en Estados Unidos, Inglaterra, México, China, Egipto, India y muchos otros países.

    El fallecimiento de Pávlova tuvo lugar el 23 de enero de 1931 en La Haya. Tenía apenas 49 años.

    Anna Pávlova también aparece en:
  • 4
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Mijaíl Barýshnikov

    1948

    En su infancia, a Mijaíl Barýshnikov (también mencionado como Barishnikov, Baríshnikov o Baryshnikov) le gustaban sobre todo el fútbol y la natación. Luego, a partir de la influencia de su madre, se interesó por el ballet, aunque también soñaba con convertirse en pianista.

    Finalmente, Barýshnikov se decantó por la danza. En 1963 empezó a estudiar en la Escuela Imperial de Ballet (actualmente conocida como Academia Vaganova de Ballet), donde aprendió con Aleksandr Pushkin.

    Tras finalizar su formación, Barýshnikov –nacido el 27 de enero de 1948 en Letonia– se incorporó al Ballet Kírov y se impuso en varias competencias internacionales de ballet. Consagrado en la U.R.S.S., en 1974 decidió solicitar asilo político en Canadá.

    A partir de entonces, bailó con el Ballet Nacional de Canadá y luego, al radicarse en Estados Unidos, con el American Ballet Theatre y el New York City Ballet. Además se destacó como actor como cine, llegando a lograr una nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto por su participación en “Paso decisivo”.

  • 5
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Maya Plisétskaya

    1925-2015

    Su madre era actriz y su padre, aficionado al ballet. Su tío materno, en tanto, se destacó como bailarín del Teatro Bolshói. Todo estaba dado para que Maya Plisétskaya se interesara por las artes escénicas.

    Nacida el 20 de noviembre de 1925 en Moscú, ya de muy pequeña comenzó a estudiar en la Escuela de Danza de la capital rusa y luego se incorporó a la escuela del Bolshói. Con 18 años, se convirtió en primera bailarina de la compañía.

    “El lago de los cisnes”, “Don Quijote” y “La muerte del cisne” son algunas de las obras clásicas donde Plisétskaya brilló, aunque también incursionó en la danza. Su talento la llevó a bailar en Italia, Francia, Inglaterra, España, Estados Unidos y Argentina, entre otras naciones.

    Prima ballerina assoluta del Bolshói, integrante de la Legión de Honor de Francia y ganadora del Premio Príncipe de Asturias de las Artes, Plisétskaya dirigió la Compañía Nacional de Danza de España y el Ballet de la Ópera de Roma. El 2 de mayo de 2015, a los 89 años, murió en Alemania.

  • 6
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Maurice Béjart

    1927-2007

    El francés Maurice Béjart fue mucho más que un buen bailarín. Fundó su propia compañía, creó más de doscientas coreografías y ayudó a acercar el ballet al gran público.

    Nacido el 1 de enero de 1927 en Marsella como Maurice-Jean Berger, Béjart siempre fue hiperactivo. Debutó en el Teatro de la Ópera de Vichy a los 18 años de edad y luego integró el Ballet Real de Suecia y el ballet de Roland Petit.

    Su fama, de todos modos, se debe sobre todo a sus coreografías y a las obras que creó. Sus propuestas sedujeron a estrellas como Maya Plisétskaya y Rudolf Nuréyev, quienes no dudaron en ponerse a sus órdenes. Además mantuvo una extensa relación de pasión e inspiración con Jorge Donn.

    Béjart introdujo innovaciones en el vestuario, la música y el lenguaje de la danza. El Ballet de l’Etoile, el Ballet du XXe Siècle y el Béjart Ballet Lausanne (aún en actividad) llevaron su sello y popularizaron su visión. Su muerte se produjo el 22 de noviembre de 2007 en Suiza.

  • 7
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Margot Fonteyn

    1919-1991

    El Royal Ballet (Ballet Real) de Londres ofreció un entorno inmejorable para el desarrollo artístico de Margot Fonteyn, nacida el 18 de mayo de 1919 en Surrey como Margaret Hookham. La totalidad de su exitosa trayectoria la llevó a cabo en esta compañía de la cual fue prima ballerina durante muchos años.

    Debutó en 1934 y pocos años después ya había asumido los papeles más importantes en obras como “El lago de los cisnes”, “Giselle” y “La bella durmiente”. También protagonizó varios ballets creados especialmente para ella por el coreógrafo Frederick Ashton.

    El apogeo de su carrera llegó después de superar los 40 años y cuando, por cuestiones cronológicas, se suponía que se acercaba su despedida. Tras abandonar la U.R.S.S., Rudolf Nuréyev se convirtió en su pareja de baile y ambos formaron una dupla que hizo historia.

    Fonteyn tenía más de 50 años cuando finalmente se retiró. Entonces se instaló en Panamá con su esposo, el diplomático Roberto Arias. En dicho país murió el 21 de febrero de 1991 como consecuencia de un cáncer.

    Margot Fonteyn también aparece en:
  • 8
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Noëlla Pontois

    1943

    El 24 de diciembre de 1943, en Vendôme, nació Noëlla Pontois. Con apenas 9 años comenzó a estudiar en la escuela de danza de la Ópera de París, ingresando al cuerpo de ballet en 1960.

    En 1966, Pontois se convirtió en primera bailarina y dos años después ya era prima ballerina o étoile: es decir, la posición más elevada que se puede alcanzar en una compañía.

    Rudolf Nuréyev la eligió como compañera para “El cascanueces”, aunque Pontois también supo cautivar a otras figuras de la danza. A lo largo de su carrera bailó con Mijaíl Barýshnikov y trabajó junto a coreógrafos de la talla de Maurice Béjart y Roland Petit.

    Condecorada con la Orden Nacional de la Legión de Honor, Pontois brilló en “El lago de los cisnes”, “Don Quijote”, “Romeo y Julieta” y otros clásicos. Se retiró de los escenarios en 1993 tras darse el gusto de bailar junto a su hija Mitéki, aunque nunca se alejó del ballet ya que trabajó durante casi dos décadas como profesora en la Ópera de París.

  • 9
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Julio Bocca

    1967

    A los 4 años de edad aprendió sus primeros pasos de danza gracias a su madre. Al cumplir 7, ingresó al Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

    Para el argentino Julio Bocca, la danza es algo innato. Ya en 1982 era bailarín profesional en el Teatro Municipal de Río de Janeiro y en la Fundación Teresa Carreño de Venezuela. Cuatro años después, se destacaba como primer bailarín del American Ballet Theatre, convocado por Mijaíl Barýshnikov.

    Bocca bailó en los cuerpos de ballet del Teatro Bolshói, el Ballet Kírov, la Ópera de París y el Royal Ballet de Londres. Además fundó y dirigió su propia compañía (Ballet Argentino).

    Como despedida de los escenarios, en 2007 ofreció un espectáculo gratuito en Buenos Aires que reunió a más de 200.000 espectadores. Luego, durante siete años dirigió el Ballet Nacional Sodre de Uruguay.

    Es interesante señalar que Bocca, en su camino hasta transformarse en uno de los mejores bailarines de ballet, sometió su cuerpo a un desgaste intenso. Tuvo que atravesar nueve operaciones y de sus días de bailarín le quedaron molestias en las rodillas que sirven como recuerdo de su gran esfuerzo.

    Julio Bocca también aparece en:
  • 10
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Alessandra Ferri

    1963

    Nacida el 6 de mayo de 1963 en Milán, la italiana Alessandra Ferri tuvo el privilegio de formarse en lugares de excelencia. Primero estudió en el famoso Teatro de La Scala de su ciudad natal y luego en el reconocido Royal Ballet de Londres, a cuya compañía su sumó en 1981.

    Cuatro años después se incorporó al American Ballet Theatre. A lo largo de su carrera bailó junto a Rudolf Nuréyev, Julio Bocca, Ángel Corella y Mijaíl Barýshnikov, entre otros grandes de la danza.

    Coreógrafos como Roland Petit y Kenneth MacMillan eligieron a Ferri para el desarrollo de importantes obras. Entre los clásicos que protagonizó, se destacan “El lago de los cisnes”, “Cenicienta”, “La bella durmiente” y “Romeo y Julieta”.

    Ferri se retiró de la danza en 2007. Sin embargo, sorprendió al regresar al American Ballet Theatre en 2016 para volver a interpretar a Julieta, ya con 53 años de edad.

  • 11
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Erik Bruhn

    1928-1986

    Carla Fracci, Natalia Makarova y Toni Lander fueron algunas de las compañeras de baile del danés Erik Bruhn, nacido el 3 de octubre de 1928 en Copenhague. Su excelente técnica le permitió sobresalir en los roles protagónicos de clásicos como “El lago de los cisnes”, “La sílfide” y “Giselle”.

    En 1947 se incorporó al Real Ballet de Dinamarca y dos años después se convirtió en solista. Más adelante se sumó al Metropolitan Ballet de Londres y luego, al American Ballet Theatre.

    Más allá de su éxito, Bruhn siempre fue un artista inconformista y por eso pasó por varias compañías. Estuvo un tiempo en el New York City Ballet y en los ’60 volvió a Europa, donde conoció a Rudolf Nuréyev, con quien entabló un vínculo romántico y de amistad que se caracterizó por la pasión.

    Tras su retiro, Bruhn se transformó en coreógrafo y director creativo del National Ballet of Canada. Un cáncer puso fin a su vida el 1 de abril de 1986, a los 57 años de edad.

  • 12
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Ángel Corella

    1975

    Nacido el 8 de noviembre de 1975, el español Ángel Corella empezó a estudiar ballet cuando tenía 10 años. Cinco años después, se incorporó al Ballet de Víctor Ullate.

    La carrera de Corella continuó en el American Ballet Theatre, adonde se sumó como solista en 1995. Un año más tarde se convirtió en bailarín principal de la compañía.

    A lo largo de su carrera asumió los roles más importantes de obras como “Romeo y Julieta”, “La bella durmiente”, “Don Quijote”, “El cascanueces”, “La sílfide” y “El lago de los cisnes”. Corella fue invitado a bailar por el Teatro Bolshói, el Ballet Kírov, La Scala de Milán y el Royal Ballet de Londres, entre otros lugares de referencia.

    Ganador del Premio Nacional de Danza de España en 2002 y miembro de Real Academia de Bellas Artes de Cádiz desde 2005, Corella fundó su propia compañía en 2008: el Corella Ballet, que se presentó en Portugal, Italia, Francia, México, Estados Unidos y otros países. También creó la Corella Dance Academy junto a su hermana Carmen.

    Pese al éxito, el Corella Ballet se disolvió en 2013. Al año siguiente, el bailarín se convirtió en director artístico del Pennsylvania Ballet.

  • 13
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Natalia Makarova

    1940

    Natalia Makarova (o Nataliya Makárova) nació el 21 de noviembre de 1940 en San Petersburgo. A los 13 años de edad, empezó a formarse en la Academia Vagánova de Ballet (la Escuela Imperial de Ballet), sumándose luego al Ballet Kírov.

    Primera bailarina desde 1960, una década después pidió asilo político en Inglaterra en el marco de una gira del Ballet Kírov. Esa decisión le permitió, con el tiempo, formar parte del Royal Ballet de Londres y del American Ballet Theatre.

    De todos modos, Makarova –nacionalizada estadounidense– retornó al Kírov en 1989. En su extensa carrera fue invitada por el Real Ballet de Dinamarca, el National Ballet of Canada y el Ballet du XXe Siècle (de Maurice Béjart), entre otros.

    Makarova no solo se sitúa entre los mejores bailarines de ballet de toda la historia. También triunfó en el teatro musical, obteniendo un Premio Tony en 1983 por su actuación en “On Your Toes”.

  • 14
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    George Balanchine

    1904-1983

    Georgi Balanchivadze, conocido en el ambiente del ballet con el pseudónimo de George Balanchine, nació el 22 de enero de 1904 en San Petersburgo. Hijo de un compositor, a los 5 años empezó a estudiar piano.

    Después de un breve paso por el Conservatorio de San Petersburgo, optó por formarse en ballet en la escuela del actual Teatro Mariinski.

    Al graduarse se incorporó al Ballet de San Petersburgo. Por entonces también dio sus primeros pasos como coreógrafo, sorprendiendo con sus ideas innovadoras.

    En 1924, en el marco de una gira por Europa, pidió asiló en Francia. Serguéi Diáguilev lo convocó para sumarse a los Ballets Rusos, pero una lesión en la rodilla hizo que, poco a poco, Balanchine tuviera que dejar de bailar y transformarse en coreógrafo.

    Instalado desde 1933 en Estados Unidos, Balanchine fundó la School of American Ballet y el Ballet Society, que luego se convirtió en el New York City Ballet. Coreógrafo de teatro musical y de cine, murió el 30 de abril de 1983 a causa de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

  • 15
    VOTA

    0 votos positivos
    0 votos negativos

    Tamara Rojo

    1974

    Nació el 17 de mayo de 1974 en Montreal (Canadá), se crió y formó en España y se consagró en el Reino Unido. Tamara Rojo integra el selecto grupo de los mejores bailarines de ballet del mundo.

    Rojo estudió con Víctor Ullate, sumándose a su compañía en 1991. Cinco años después se incorporó al Scottish Ballet (Ballet Escocés), interpretando clásicos como “La sílfide”, “Romeo y Julieta”, “El cascanueces” y “El lago de los cisnes”.

    Su siguiente paso profesional la llevó al English National Ballet (Ballet Nacional de Inglaterra), donde primero fue bailarina principal y luego, directora. También se desempeñó como primera bailarina en el Royal Ballet (Ballet Real) de Londres y fue invitada por el Teatro de La Scala de Milán, el Ballet Mariinski, el Ballet Nacional de Cuba y otras compañías de renombre.

    En 2016, Rojo se doctoró cum laude en la Universidad Rey Juan Carlos (Instituto Superior de Danza Alicia Alonso). Ese mismo año fue nombrada comendadora de la Orden del Imperio Británico.

  • 16

    ¿Quieres agregar algo a la lista?

    Regístrate usando tu cuenta de Google y añade lo que falta en esta lista.

Otras Listas Relacionadas